Blogia
Solo de Literatura para Hechicera de Luna y Orquesta

Escritores/as

NO ES CUESTIÓN DE TIEMPO…(o,sí)

NO ES CUESTIÓN DE TIEMPO…(o,sí)

Una semana, siete días, no sé cuantas horas con sus minutos, tampoco conté los segundos por que me desangré en cada uno, como para perder más el tiempo, (con lo que se tarda en recoger tus entrañas del suelo y procurar que no se note)cuando hay tan poco y yo aquí, sabiéndolo, dejándolo deliberadamente pasar, y teniendo tanto y tan mágico por hacer… Pero lo que decía sí, que en apenas siete días parece mentira que se pueda morir, matarte o suicidarte y se alcance a resucitar meses, que digo meses, años, tan sólo cambiando el chip y desnudándote de la cruz de mártir, de- ¡Ay, pobrecita yo!(como odio esa expresión)- tatuada a la espalda y sintiendo su peso como si fuera acero. Definitivamente nunca me pegó ese papel, por eso me rebelo, por eso, pateo el suelo, me desgarré el corazón a jirones. Porté espada dando mandobles tan poco certeros como que la estocada me traspasó a mi misma y después, silencio, a ver si luchando sin hacer ruido tenía más éxito. Olvidé que este sólo se puede aprehender para uno mismo, nunca si es para de alguna forma controlar al resto… Jamás pensé que la no acción, la rendición y respeto total por otros/as, pisándome la voz, el sentimiento a uno mismo, devolvería algún tipo de paz, de magia anhelada. Los dolores no cambian (ya nos gustaría) pero se ven de otra forma. Definitivamente saben distinto. 

He vuelto a ponerme el cerebro que guardaba como recuerdo en una cajita de cristal, las gafas de estrellas para verlo desde otro prisma( el mío) y vuelvo cada día a ducharme bajo el chorro de mis chispitas mágicas y, ahora, soy más otra, más yo que no me era habitada por una visión tan patética y aburridamente humana que ya no (me) soportaba, por eso y por mi, abrí la ventana a la invasora, la despedí dándole las gracias por lo aprendido y la invité a no volver. Ya lo sabía, pero está claro que no hay dolor mayor que ser quien no eres y reaccionar como crees que de ti (que ya no eres tú) se pretende, total para lo que sirve, (para nada), para algo sí, para perderte. Y así, deshabitada de mi misma que no me era volvemos a las arenas del desierto, coronado de la pirámide donde comenzó todo (y se quedó pendiente el resto) y, SER (me). 

Aún tengo las uñas rasgadas de escarbar el infierno… 

2007/06/15

H de L

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Diez mil metros hacia dentro

 

Increíble, he de subir a diez mil metros de altura para conseguir desplegar las alas, entumecidas por tanta tormenta y encontrarme en un punto indefinido del espacio. ¡Qué lejos me había ido, ahora comprendo por que no me encontraba!

En la oscuridad de esta noche alada he pisado la sordina, así: me toco, me llamo, me pulso y estremezco ante el propio murmullo de mi melodía infinita.

Descubro mis teclas; intactas, ahora llenas de polvo. No puedo recordar el día en que cerré la tapa del piano y pasé a llevarlo a cuestas, engañándome, pensando que era yo quien lo tocaba. Quedé absorta por la luz del eco de la sonata perfecta, y perdida en él, rocé el manto negro donde se guardan las lágrimas, tan torpemente, que rasgue la bolsa que lo protegía y casi me ahogo en ellas, ¿qué casi? Me ahogué. Una y dos, tres y cuatro, cinco…y hasta seis veces me golpeé contra la misma piedra.

El viento del norte hilvana historias desnudas que nunca rozaron sabor a piel. Seduzco los techos que limitan la elevación de mis pensamientos para salir de esta cárcel que yo misma he bordado a base de ceguera parcial, aún viendo. ¿Cuándo se tejió este muro sobre mi cabeza?

Una mira y ve, sin darse cuenta que el paisaje que se abría libre ante nosotros, se ha llenado de espesura. Un bosque nos rodea, apenas se abre una pequeña brecha entre el follaje. Ahí está la trampa, la visión no se limitaba y en nuestra emoción por sentir tanta claridad, no percibimos las raíces creciendo, enroscándonos los tobillos y ascendiendo como hiedra hasta el alma, o sí las percibimos, y aún así, hicimos como si nada… ¿De qué me sirve ver si soy presa de mi misma?

 (Sobrevolando Londres-2006/04/13)

H de L

Escocia o lo que fue de una hechicerilla que quiso ser hada...

Escocia o lo que fue de una hechicerilla que quiso ser hada...

Un signo en tu sombra* 

y dos trazos plasmaron tu destino:
No y NO
[*Alejandra Pizarnik]

 

Escocia o lo que fue de una hechicerilla que quiso ser hada...

Anoche, justo cuando inventé una sonrisa sabiendo que la muerte era inminente, que transportada en aquella vagoneta sin retorno con una alegría improvisada en los labios y las puertas de las presas cerradas para que no se derramaran las lágrimas, para que no sufrierais y me supierais feliz, te fuiste en el último momento, cuando mi beso quedó suspendido en el aire, flotando ante la certeza… Hoy, me regalas la vuelta a la esencia, a golpe de tensar cuerdas y acariciarlas con el arco.
El sonido de la gaitas ha invadido todo, vuelve ese aroma a Escocia, a verdes prados, a hierba recién cortada, duendes y doncellas que un día quisieron ser magos y hechiceras, y justo, cuando estaban en el buen camino se asustaron y quisieron volver a ser humanos- con los errores y dolor que esto conlleva- pero, las hadas han vuelto como tantas veces en los últimos años. En este lugar no hay sitio para los miedos que curiosamente huyeron asustados, no hay dudas prendidas en los árboles, ni decepciones creciendo entre los manzanos, en esta nueva tierra el sol asesinó al ocaso, y un nuevo amanecer, cuando mi amor, yo, tendida sobre la tierra , muerta, dejé de dar importancia a los dragones, y asumí, que hay cosas que nunca cambian, y otras que parecen retroceder en el tiempo para reproducirse otra vez por que alguien aprendió- ¿Qué importa cuanto?-, pero es su forma, y dulcificado, vuelve como un nuevo ser ...que lejos de juzgar, vamos a dejar ser feliz- es lo que tiene estar muerto, la vida anterior deja de carecer de importancia, y en el renacimiento ( que doloroso parto) se deja entrever este nuevo ser que promete llegar con más luz, más magia…más de lo que pude soñar yo  misma-.

 

Estoy dando a luz en un presente proyectado sobre al pasado,
justo, donde un día grite que no quería morirme,
justo donde me había quedado...
Estoy pariendo (me).

 

 

 


 H de L

Canción de luz para mi sombra

Canción de luz para mi sombra Eres la más fiel embustera,
La más negra hechicera, mi espejismo fatal…
Sombra, sombra…
(MARC PARROT)

Canción de luz para mi sombra

Cansada,
y aún con las esperanzas
goteando de los dedos,
desnudo mi disfraz de “otra”
para ser, o volver, yo misma,
Re(in)ventarme.

Temblando,
con el miedo encadenado
a los talones, apuñalo esa sombra
que sigilosa, resbala
entre el cóncavo y convexo.
Su(ici)dando-me.

Buscadora,
de la herida eterna, dejas deslizar,
caer: una terrible ausencia,
cien silencios encadenados,
un miedo y la más dura prueba.
(A)gri(e)tándome.

Y ahora se desangra mi tú, tu yo…
Pena, por ambas, y, com-pasión;
-primer paso para amar-
te envuelvo en esta esfera rosada,
borrando el rencor
que a ninguna de las dos puede sanar,
y por que siendo sumas
no llegaremos a esta;
una/única que compartimos.

E(quili)brio
De
Amor,
(Equi)libr(i)o
Del
Ser.

H de L
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

He visto ...destellos

He visto ...destellos Ahora que por fin me deja esto entrar...aprovecho.
Gracias chicos/as lo que me está ocurriendo es que sigo liada, pero sobre todo que el pc me va fatal a veces me deja dos min y otras una hora estar conectada según le de al pobre, lo que es seguro es que está agonizando...en dos semanas espero tener mi pc nuevito en casa y poder ponerme al día, echo de menos nuestras conversaciones saltando de blog en blog...le voy a llamar( al pc) Argitxu por aquello que en euskera significa lucecita y como que me va a dar suerte...como una estrellita pegada a los dedos...
Un besote enorme...
Hechi.

HE VISTO...Destellos...

He visto incesantes ojos, observando.
He visto nubes, y cientos de compases
perfilando circunferencias (eterno dibujo),
dedos llenos de flores y pechos sangrantes.

He visto lluvia estancada en nuestros ojos,
y sentido derramarse como océanos
a través de tus /mis / nuestras grietas.
Me esta lloviendo el alma.

He visto tus huellas tatuadas en mis caminos,
o yo las inventé en los tuyos para seguirte o,
¿cuánto tiempo llevamos caminando juntos?,o,
¿desde cuándo y cuándo nos hemos reconocido?

He visto marcas en el sol
que luce en tu pecho,
estrellas brillando en tus ojos,
y, atardeceres dorados en índigo.

He visto y visto ,
y viéndote me descubrí,
me descubro, hoy, en ti,
y la verdad que luce en tu pecho.

H de L

El ángel perdido

El ángel perdido Ayer encontré un ángel de la guarda- digo de la guarda por que portaba el cofre de todos mis secretos-. Estaba extenuado en el jardín, tumbado de medio lado, las alas arrugadas contra la tierra todavía húmeda de las últimas tormentas de llanto y la mirada perdida en una hilera de hormigas que ordenadamente, recogían pequeñas hojas caídas que iban introduciendo en su agujero. En sus retinas aún se intuía el fulgor de las antiguas estrellas, esas que al mirarlas te hacen un guiño que intuyes como un sí, que estás en el camino adecuado, o, forman una flecha, como en los dibujos animados, para indicarte cual es tu sendero cuando erraste el paso. Como donde hay luz hay vida, recogí al pequeño e indefenso angelito-sin saber que en parte me salvaba a mi misma- y lo introduje en el bolsillo de la camisa de leñador-aquella vieja de cuadros rojos que yo terminé apropiándome con la excusa de que te quedaba corta- cerca del corazón. No sé si fueron nuestros latidos al unísono o realmente tenía un tamborilero practicando en el pecho, pero un gran calor consumió antiguas heridas y llenó al angelito de calidez, hasta el punto que me renació aquel sol, que tantos años estuvo conmigo, en el pecho.

He abierto el cofre y me ha confiado un secreto, ha dicho que tenga paciencia hasta que crezca y se expanda(supongo que el sol, o quizás él, ¿tú? definitivamente yo...) y juntos recorreremos nuevas hojas en blanco- a las que llenaremos de corazones y margaritas en los márgenes-, crearemos un libro nuevo, sólo nuestro.
Anoche...anoche recupere mi ángel extraviado.

H de L( destilando colores en las yemas...)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres